17 abr. 2013

ACOGER Y SER ACOGIDA

 MIERCOLES, 17 DE ABRIL 



Hoy es mi entrada número 100. 
Yo había pensado que este blog iba a durar menos que una tableta de chocolate Bonnat en mi despensa ... pero cada dos o tres días se me ocurre algo más o menos nuevo para daros la brasa :-))))
No cuento muchas cosas del mundo alemán porque soy muy introvertida :-D y me da algo de pereza explicar aspectos que considero difíciles de aclarar cuando no inaclarables ...
He vivido en tres ciudades alemanas pero es Colonia y sobre todo su gente los que han conseguido que considere esta ciudad mi casa. 
Vive y deja vivir podría ser uno de sus lemas. Le falta de todo y no le falta de nada. 
Es provinciana y puede resultar hasta cosmopolita. No es nada pija y si lo es, se le nota tanto que te hace sonreir.

Esta entrada número 100 podría lamarse también CONTINUIDAD porque vivo aquí desde 1996  y no he sentido hasta ahora el deseo de vivir en otro sitio. 
Sí, he soñado miles de veces que Nueva York o Lóndres eran los sitios donde había nacido, crecido y vivido siempre. Lo sigo haciendo.
Pero en la realidad, (¡despierta nena!) es Köln la que me abraza y me hace sentir una de aquí.
Sin nacionalidades ni banderas ni orgullos banales ni designios elevados os escribo desde donde me acogen. Os deseo lo mismo.


3 comentarios:

  1. GANAS TENGO, OYE, DE BRINDAR CON UNAS BUENAS BIRRAS POR TODO AQUELLO QUE NOS ACOGE SIN RESERVAS.

    ResponderEliminar
  2. Oye, birras buenas, las tenemos aqui, las alemanes y las belgas, che per me son mejores. Entonces me daria una gran allegria brindar con vosotros sin reservas.

    ResponderEliminar
  3. me apunto a lo de las cervezas (la nacionalidad me da lo mismo)

    ResponderEliminar