12 abr. 2013

ADANES Y EVAS


 VIERNES, 12 DE ABRIL 




Si la palabra paraiso se asocia a fiscal ¿quiere decir que los condenados al infierno ... fiscal debemos resignarnos?
Si la justicia y más concretamente el reparto más justo de los bienes "terrenales" es fundamental, también lo son los impuestos. 
Hasta ahora han sido, junto a la beneficencia, la única manera de que los que más tienen, aporten al bien común. 
La elección del término paraiso me parece además casposa y perversa porque está cargada de connotaciones como: premio, salvación, elegidos, privilegiados ...

No me conformaré a que condenen al infierno a los desfavorecidos y ellos se salven por la cara (jeta) y por la carencia absoluta de escrúpulos. 
Así es que ¡venga! vamos a hacérselo difícil.
A los banqueros con antecedentes penales, a los políticos requeteimputados, a los que se hacen fotos con narcotraficantes y a los inútiles con privilegios que por ejemplo, se escapan a Oriente Medio convencidos de que no los pueden enchironar. 

Nenes, lo dejo por hoy que me sube la tensión ...

Para bajármela, que viene el fin de semana, voy a ponerme a una reina de los ritmos lentos, pianista y cantante ya desaparecida de este planeta, pero no del mío. 
Shirley Horn tenía el "beat" más poderoso tocando y cantando en el ritmo más lento que se pueda imaginar. También tenía la voz ahumada de una manera que hace imposible confundirla. Si os gusta siempre la reconocereis. 
En el enlace al video más abajo cantaba en el Festival de jazz en Bern, Suiza en 1990 un tema llamado "The music that makes me dance" del musical "Funny girl". Lo hicieron famoso Judy Garland y Barbara Streisand, pero nunca consiguieron el feeling genuino, el domínio del texto y los maravillosos acordes al piano simultaneo-parte del todo irremplazable de LA HORN, años más tarde aquí, en un disco que, por cierto, incluye una de las últimas colaboraciones de Miles Davis.
Buen finde.

http://www.youtube.com/watch?v=eJqhLl8c1T0

I know he's around when the sky and the ground start in ringing,
I know that he's near by the thunder I hear in advance,
His words--his words alone--are the words that can start my heart singing,
And his is the only music that makes me dance.

He'll sleep and he'll rise, in the light of two eyes that adore him.
Bore him it might, but he won't leave my sight for a glance.
In ev'ry way, ev'ry day, I need less of myself and need more him--more him,
'Cause his is the only music that makes me dance



No hay comentarios:

Publicar un comentario