29 may. 2014

PODREMOS

 JUEVES, 29 DE MAYO 


Lo que algunos llaman utopías regresivas es el Futuro. Esa cosa incierta y aún por llegar que nos da miedo a la mayoría. Está bien que nos dé miedo... Los LePenes acechan. ;-)
Eso no impide que me alegre de que por el otro lado, haya brotes liberales en el horizonte,  ¿bolivarianos? ¡Venga ya!



11 may. 2014

CHARCUTERIA BALADÍ

 LUNES, 12 DE MAYO 


Conchita Embutido, que así se llama la ganadora de ese concurso anual para dragar-reinas, parece un cristo con traje de madrina de boda. 
Si por lo menos se hubiera descocado y hubiera enseñado escote y pintada Femen en sus prótesis ... Pero no. 
Con la de misoginia que hay en este mundo y las cosas gravísimas que les pasan a algunas niñas y mujeres, su mensaje barbudo me deja fría. 

Otra cosa, mariposas, este domingo si no habeis leido a Manuel Vicent, os habeis perdido algo nada banal y muy necesario de entender ... desde mi modesto punto de vista. :-)

Y vuelvo al tema musical. Este difícil aria de Desdemona (Otello de Rossini) habría ganado un concurso cualquiera si el jurado supiera solfear. :-))))


9 may. 2014

CLARIDAD

 VIERNES, 9 DE MAYO 


Sobre Kurt Weill, compositor al que seguí durante años para descubrir por qué me conmovía tanto, podría hablar horas. Lograría comparar momentos de su obra, conectarlos, intentar explicar porqué hace que cosas tan sencillas y a veces tan complicadas tengan siempre la misma razón de ser.

Decía Weill de Richard Strauss, que éste consiguió una orquesta que se transformaba en iluminación óptima, que disponía de una cierta ligereza y de una evidencia que al mismo tiempo no renunciaban a la densidad de las partituras wagnerianas. El miedo alemán a la ligereza, a la agilidad, a la facilidad es añejo. Weill se desprendió de él al emigrar a América pero nunca perdió esa iluminación sublime que tanto admiraba en Strauss.


8 may. 2014

QUE SE AMAN

 JUEVES, 8 DE MAYO 


Respeto, admiración, reverencia y entrega de alas para gozar de esa libertad que se tiene y que se olvida. Es hermoso observar a amigos que se aman. Mucho.